PROBANDO LA COLORACIÓN SIN AMONIACO OLIA DE GARNIER

¡Feliz lunes! ¿Qué tal se presenta la semana?


Ayer domingo aproveché para hacerme la coloración del cabello, debo admitir que llevaba casi 2 meses sin hacerlo porque estaba aprovechando el fin del verano para hacerlo. Al tener un color natural tirando a rubio oscuro y mechas se me aclara muchísimo con el sol y el cloro de la piscina y en pocos lavados se me va todo el tinte, por eso decidí esperar.


Esta vez me he decidido por Olia de Garnier, una coloración sin amoniaco, con muchos tonos dónde elegir y que promete devolver la hidratación al cabello gracias a los aceites florales.

En cuanto al tamaño del envase está muy bien si tienes media melena, si lo tienes a media espalda como yo toca "estirarlo" un poco más. Se compone de un frasco de mezclas, la crema reveladora, el tinte, los guantes y una mascarilla que dura para varios días.

¿Cuál ha sido el resultado? He elegido el tono 7.13 rubio canela. Me ha sorprendido lo brillante y natural que me ha quedado, me ha cubierto las 2 dichosas canas que tengo pero me lo sigo notando bastante reseco, será cuestión de ponerme la mascarilla unos cuántos días más.

¿Lo volvería a comprar? Voy a esperar a ver qué tal va con los lavados pero de momento estoy bastante convencida de que va a ser la coloración que voy a utilizar durante el embarazo porque el color es perfecto.

¿Su precio? Lo compré en Eroski y no llegaba a los 7€.



Comentarios

Entradas populares de este blog

CEPILLOS ELÉCTRICOS FACIALES, ¿CUAL ELIJO?

ÁNGELES Y PIRULETAS

MILKSHAKE,12 BENEFICIOS PARA TU CABELLO